Publicado el

Las hermanas Callot, las reinas de la alta costura.

“Sin las enseñanzas de las hermanas Callot, yo seguiria haciendo Fords en vez de Rolls-Royces”

                                                                                                                   Madeleine Vionnet

Imagina crecer en un ambiente lleno de arte, diseño, antigüedades y encaje, esa  fortuna la tuvieron las hermanas  Marie, Marthe, Régine y Joséphine Callot  quienes fueron unas de las mas reconocidas diseñadoras del 1985 hasta 1937.

Totalmente adelantadas a su tiempo estas hermanas abrieron una  casa de diseño de moda en París en 1895, en el número 24 de la Rue Taitbout de París, la modernidad de sus propuestas, unida al virtuosismo artesanal de su fabricación consagro rápidamente a la hermanas y a su marca: “Callot Soeurs” como las reinas de la alta costura.  en 1900 su maison tenia alrededor de 600 empleados.

Los espectaculares diseños creados por Callot Soeurs recordaban el estilos del siglo XVIII y estos generalmente estaban elaborados en tul de colores pastel, telas antiguas, encajes, brocados ricos e inspiración asiática. Ellas fueron las pioneras en el uso de  plata y oro, ademas de especializarse en el diseño de vestidos de noche, capas, ropa de día y lencería femenina.

En 1914, las hermanas crearon el vestido camisero y se involucraron en «Le Syndicat de défense de la grande couture française» donde recomendaron a los miembros  poner controles para proteger sus diseños originales de los falsificadores, así mismo propusieron que los diseñadores debían de fechar sus etiquetas.

En 1916, introdujeron en su colección una capa que denominaron «Le Roi de Bacchante». Esta lujosa capa, fue creada en seda color vino con hilos metálicos de diferentes colores, este diseño fue muy elogiado por el The New York Times.

En 1920, presentaron el «manteau d’abbé»  que era una capa corta para usar con abrigos y vestidos de noche. También crearon los abrigos inspirados en Rusia llamados  «Petrogrado» y «Gran Duque Nicolás.» En esa misma década  la firma Callot fue una de las principales casas de moda en París que atendía a una exclusiva clientela estadounidense y europea, ademas de abrir sucursales en Niza, Biarritz, Buenos Aires y Londres..

También fueron famosas por crear lencería en fina seda adornada con encaje exquisito y delicado, cintas y ramos de flores de seda.

En 1926 los costosos diseños de la casa ya no atraían a las mujeres modernas. No pudieron competir con los nuevos diseños de modistos como Chanel. En 1928, Pierre, el hijo de Marie, se hizo cargo del negocio y en 1937, la Maison fue comprada por  Calvet, esta ultima siguió expandiéndose a lo largo de los años y formó asociaciones con Hermes, Rochas, Patou, Jaques Fath, Balenciaga, Nina Ricci y otros.

¿Listos para enamorarse de sus diseños? 

Fotografías cortesía del museo MET

 

Así de fascinante fue la vida de  estas hermanas, que dedicaron su vida a al hermoso arte de la alta costura.

Besos vintage, hasta la próxima semana. <3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *